Escrit el 5 jul, 2008

Tod@s somos rojos, verdes y subversivos

Más sobre el agua y el desarrollo sostenible en la Expo, esta vez agua en las ciudades reales, virtuales y futuras (domingo 29 de junio) con tres invitados de lujo: el biólogo Juan Freire, una de las voces más lúcidas de la blogosfera, y dos arquitectos: José Luís Vallejo del innovador estudio Ecosistema Urbano e Iñaki Alday responsable junto con Margarita Jover del proyecto de urbanización del parque metropolitano de la propia Expo. Las imágenes del meandro de Ranillas anegado por el agua en tres ocasiones desde 2006 fueron la mejor forma de demostrar que su proyecto más que vencer al Ebro lo que ha hecho es unirse a él, ya que no sirve de nada frenar las inundaciones, “se producen en otro lugar”.
Nuevamente alguien respondió a la pregunta, ya comentada en el primer post sobre la Expo, de si la sostenibilidad bien vale la muestra. En este caso Vallejo consideró que con el papel de Tribuna del Agua se está compensando poco a poco el impacto ambiental, “equilibrando la balanza”. Hablando en la televisión de Zaragoza ZTV con compañeros periodistas, manifestaron su esperanza en Tribuna del Agua: “lo que va a quedar”. Así que seguimos recogiendo el mismo argumento, silencioso pero firme: por favor hagan algo más, supongo que con la idea de cambiar el mundo. Como dijo el martes un representante de Brasil, “la utopía es tan sólo lo que nos hace seguir caminado ya que cuanto más lejos vas, más lejos queda siempre”. Por cierto que el público “experto” presente aplaudió a rabiar esta obviedad lo que demuestra que el mundo está lleno o bien de idealistas o bien de progres (rojos verdes y subversivos). Otras frases pronunciadas en el pabellón de Tribuna lo demuestran. Me quedo con la sinceridad de Clara Repeto (martes 1 de julio), coeditora del informe “Salud y globalización” que dijo que los objetivos del milenio de Naciones Unidas “son una mierda” porque sólo se comprometen a reducir a la mitad el número de personas sin acceso al agua potable para el 2015. Es decir, a pasar de 1200 millones sin agua en condiciones a 600 millones. Danielle Miterrand participante en el Foro Ético vinculado a Tribuna, cuyas conclusiones se presentarán mañana, promete más: “dicen que soy radical porque doy miedo a los que temen perder sus privilegios, el desafío a largo plazo es redefinir la riqueza y para ello debemos ser abogados de una nueva sociedad”.