Escrit el 29 des, 2013

Hechos y tendencias Internet 2013-2014

Las primeras gafas de realidad aumentada y la comercialización de ropa tecnológica, el envejecimiento y agotamiento de redes sociales como facebook, el éxito del Big Data, así como la hegemonía del comercio electrónico y la batalla por el sistema de pago online son noticias significativas en el desarrollo de Internet y su impacto económico. A continuación encontrarás una selección de los hechos más destacables del año en el mundo digital que marcarán tendencias en 2014.

Lo que deberías saber para estar al día en el 2014

Las gafas de realidad aumentada han empezado a mostrar sus prototipos. No solo las famosas Google Glasses, la start-up Meta asegura que su diseño es superior y ya admite encargos para recibirlas en julio de 2014 (667 $ y más de 2.000 para el último modelo). Es interesante conocer y comparar los productos de comunicación que Google y Meta han elaborado sobre las posibilidades de esta tecnología. Son por supuesto visiones optimistas que vale la pena contrastar con este corto de ciencia ficción elaborado por un estudiante de arte como trabajo de graduación.

Otros gadgets triunfan como elementos asociados al móvil. El primero y más famoso ha sido el reloj Pebble, un terminal simple de smartphone bien diseñado por Eric Migicovsky. La compañía consiguió más de 10M $ en su financiación inicial a través de Kickstarter. Samsung copió la idea en el Galaxy Gear, incorporando inteligencia al reloj, pero parece que la aceptación no ha sido tan buena como la de Pebble. Veremos como evoluciona la llamada ropa tecnológica (Wearable Technology), que de momento ha empezado por los complementos: gafas y relojes.

Las redes sociales se agotan o, al menos, hay cambios en el Internet de las personas. De un lado, el imparable crecimiento de la movilidad hace que, entre otras cosas, los usuarios pasen menos tiempo en las diferentes plataformas 2.0. También hay cambios asociados a los hábitos de la generación C, la que está permanentemente conectada: prefieren redes más dinámicas como WhatsApp y abandonan Facebook, cuya edad media va subiendo y, con ello, el pavor de los adolescentes a encontrarse a padres y abuelos en su entorno de socialización.

El estadio de la web 3.0, a partir de los datos abiertos (Open Data) que tenían que dar paso a la web semántica soñada por Tim Berners Lee se está demorando más de lo previsto. Lo que sí es cierto es que los datos, abiertos o no, pero masivos (Big Data) ya están proporcionando importantes beneficios a las empresas y generando nuevos negocios. Los científicos de datos manejan las matemáticas, la estadística y la computación para encontrar patrones y predecir lo que harán los consumidores y los dispositivos, mejorando exponencialmente el marketing y la productividad. Este año se ha publicado una obra clave en la divulgación e interpretación de lo que está sucediendo: Big Data de Viktor Mayer-Schönberger, profesor en el Internet Institute de la Universidad de Oxford y Kenneth Cukier, editor de datos de The Economist. Una explicación más técnica pero igualmente recomendable la encontramos en esta presentación elaborada por investigadores del Jozef Stefan Institute en Eslovenia.

La cantidad y variedad de datos no deja de crecer por el avance del Internet de las cosas (Internet of Things), esto es dispositivos y sensores conectados a la red. Cómo ya ocurrió en los años ochenta con el Software libre, en este contexto se está desarrollando el Hardware libre cuyo exponente es la plataforma Arduino. Este movimiento permite que el diseño de la tecnología no esté limitado a las grandes corporaciones y que la ciudadanía pueda abastecerse de datos por si misma. Un ejemplo es el proyecto Smart Citizen de Fab Lab Barcelona, que acaba de ganar un premio por un sensor de contaminación atmosférica. Aunque desgraciadamente los planes de estudio no incluyen la computación (a diferencia de lo que pasa en algunos países), en los pocos centros en los que se ofrece como extraescolar ( CitilabLa Mandarina de Newton en Barcelona) ya están incorporando el Hardware abierto a herramientas de aprendizaje como Scratch diseñada por el MIT para niños.

La combinación entre Big Data e Internet de las cosas está impulsando una nueva etapa de digitalización en todos los sectores, incluso en aquellos que tradicionalmente habían sido reticentes. Las mejoras en la productividad, independientemente de la complejidad de las organizaciones y del tipo de negocio, hacen que merezca la pena el esfuerzo. Así lo cuenta el ejecutivo de General Electric, Marco Annunziata en su conferencia TED, en la que prevé una oleada de innovación inminente en lo que denomina el nuevo Internet industrial.

El Comercio electrónico con apenas usuarios en la época de las punto COM es hoy día algo cotidiano. Muchas compañías han sacado ventaja del número masivo de consumidores online: las generalistas Letsbonus, Groupalia o Groupon y las especializadas, por ejemplo El Tenedor o Booking. Lo que demuestra que la intermediación con valor añadido (el precio y la agregación, entre otros), como explica Genís Roca, es una tendencia muy potente. Y puede serlo aún más con modelos predictivos obtenidos por análisis de datos. Ejemplo: Farecast, una start-up, hoy en manos de Bing, es capaz de calcular si el precio de un determinado billete aéreo en un momento dado tenderá a subir o bajar. O sea, nos está diciendo si es mejor comprar o esperar.

El comercio detallista, sin embargo, está sufriendo el éxito de las ventas electrónicas con fenómenos como el Showrooming:  la gente visita las tiendas físicas para probar y validar los productos pero, después, los compra en Internet al mejor precio. El reto, en este caso, es sacar el mejor partido de ambos canales como ha hecho el grupo Inditex. Una nueva batalla relacionada con el comercio es el sistema de pago en linea, sobre todo desde los dispositivos móviles. Pay Pal ha visto aparecer un competidor potente con el proyecto Google Wallet y el sector bancario ya ha anunciado que no piensa quedarse de brazos cruzados. No hay que olvidar que no estamos hablando solo canales de transacción, sino de sistemas de intermediación que generan importantes beneficios y datos que, a su vez, abrirán nuevos negocios o ampliarán los existentes. En este vídeo, de hace ya algún tiempo, se muestran los pagos con tarjeta realizados desde terminales instalados en diferentes establecimientos geolocalizados. Solo hay que imaginar qué información recopilan constantemente los actores financieros, por ejemplo Visa, para entender en qué están trabajando.

Más análisis de tendencias y resúmenes tecnológicos del año: Pepe Cerezo , Wired, El País.

Els comentaris estan tancats.