Escrit el 2 ago, 2014

Estonia, el país más digital de Europa

Estonia, con una extensión comparable a Dinamarca y una población de tan solo 1.300.000 habitantes, es uno de los países más digitalizados del mundo que hace bandera y saca partido de esta condición para mejorar la economía y el nivel de vida de sus habitantes. Gracias a un reciente Study Trip organizado por la European Union of Science Journalists’ Associations (EUSJA) a la que pertenezco a través de la Asociación Catalana de Comunicación Científica  (ACCC) he comprobado en persona el modelo y las razones de su impresionante desarrollo…

Estonia es una sociedad dinámica muy marcada por la ocupación soviética que finalizó con la declaración de independencia en 1991. Apenas hay paro, con una población pequeña y una sociedad en la que la educación es tan prioritaria como en Finlandia, lo que se traduce en una elevada inversión pública y resultados parecidos en el informe PISA.

El sector TIC es muy importante, representa el 9% del PIB y es el motor de la economía aunque solo emplea al 4,5% de la fuerza de trabajo. Los estudiantes de centros como la Tallin University of Technology o el Institute of Computer Science de la Universidad de Tartu son captados inmediatamente por las empresas incluso antes de que se gradúen La atracción de talento extranjero es, sin embargo, muy difícil por el clima y los salarios.

Esta situación les ha llevado a priorizar la eficiencia y el ingenio en las soluciones TIC. La característica principal de los proyectos digitales que han llevado a cabo es inversión máxima de talento con los mínimos recursos.

La apuesta por la sociedad de la información en el momento de la independencia está relacionada con la voluntad de democratizar y modernizar el país. Los científicos estonios fueron también cruciales en el desarrollo tecnológico. Aunque han sido su fuente de inspiración, están muy orgullosos de haber superado a Suecia y Finlandia en algunos aspectos y de pertenecer a la UE. Sus relaciones con Estados Unidos son importantes por ser anti rusos y estar dentro de la OTAN.

Principales indicadores de digitalización

- 99,8% de las transacciones bancarias son electrónicas. Están debatiendo eliminar el efectivo (NO CASH) antes de 2020, el mismo debate que se está produciendo en Suecia donde, por el momento, aún ven riesgos de vulnerabilidad. Lo que es seguro es que en Estonia en 2017 se eliminarán los recibos en papel en todo el país y se implantará el pago por móvil mediante tecnología NFC.

- 95% de la medicación se prescribe con receta electrónica, tanto en el sector público como el privado. La receta llega en 10 min a todas las farmacias del país una vez que el profesional la prescribe y el ciudadano solo tiene que identificarse en cualquiera de ellas para obtener los medicamentos.

- 66% de la población actualiza los datos del censo online voluntariamente y el 95% hace la declaración de la renta por Internet.

- Más del 25% de los ciudadanos que votan, ya lo hacen por Internet. La votación electrónica a través del móvil, la tablet o el ordenador se abre una semana antes y se puede cambiar el sentido del voto hasta el último minuto, incluso desde el extranjero. A pesar de las críticas, el sistema es muy seguro tal como está diseñado y porque el volumen de población implicada es relativamente bajo.

- El DNI electrónico es utilizado por el 93% de la población. En Finlandia solo lo usan el 6%. La principal diferencia es que aquí el ID card es único y funciona, con un lector o desde el móvil, para todo: banca online, uso de las bibliotecas, firma digital, petición de becas, acceso a los datos de la historia clínica, acceso al portal de servicios de la administración, además la policía comprueba e identifica a los ciudadanos fichados o los que tienen carnet de conducir a través del ID y permite comprobar si el ciudadano está al día de cualquier pago… Un nuevo servicio público o privado puede conectarse al sistema de identificación sin acceder a la base de datos de población gracias a un diseño muy simple denominado X-Road que se ha ofrecido a otros países de la UE.

- El 100% de las escuelas funcionan digitalmente  y los alumnos programan a los 7 años. A los profesores se les asigna un portátil gratuito y a través de la plataforma e-School padres, profesores y alumnos comparten información. La programación se introdujo en las escuelas mucho antes que en otros países como Estados Unidos en el que recientemente el Gobierno ha visto la importancia de estas habilidades para desenvolverse en la sociedad actual.

- El 97% de los negocios están equipados digitalmente y el 76% de los hogares. Prácticamente la totalidad de los ciudadanos tiene móvil y el 76% del país está cubierto por banda ancha, 3G y 4G. En la constitución se dice que Internet es un derecho social porque es el canal para la democracia. En la mayoría de los locales públicos y privados se da WIFI gratis, en el exterior (calles, bosques, lagos, etc…) también pero solo para los ciudadanos/as.

- En los últimos años se han creado numerosas start-up relacionadas con negocios a través de Internet con mucho éxito.

La pionera fue Skype, que aún sigue teniendo su sede en Tallinn aunque fue comprada por Microsoft por 8 billones de dólares. Una de las más nuevas es TransferWise ubicada en Estonia y Londres que permite realizar transferencias bancarias entre países con comisiones mucho más bajas que las que aplican los bancos. Opera con 24 monedas en más de 50 países y ya transfiere el equivalente de 4M de € al día. Su ambición es “cambiar las reglas de la banca mundial” según explican sus responsables y fundadores, entre ellos ex trabajadores de Skype. Sus anuncios en la red denuncian la opacidad de los bancos en este tipo de transacciones.

 

 

¿Qué explica el éxito de la digitalización en Estonia?

- Independizarse de la URSS en 1991 les permitió empezar a construir la sociedad de la información a partir de cero, ya que los soviéticos no habían hecho demasiado por aplicar la tecnología a la sociedad y menos aún en las repúblicas periféricas. Empezar de cero sin rémoras y ser pequeños fueron ventajas en relación a otros países.

- Había dos grupos de investigadores en computación en la antigua URSS, los que jugaban en la liga A liderada por los militares, con muchos recursos pero muy dirigidos y controlados y los de la liga B, sin muchos recursos pero con mucha más libertad. Todos los científicos estonios estaban en la liga B pero interactuaban a menudo con los de la A y con científicos en el extranjero. Su preparación en el momento de la independencia era excelente y sus ideas, innovadoras y conectadas con lo que se estaba cociendo en occidente.

- Tener un objetivo en el momento en el que empezaba Internet ilusionó a toda una generación ya que pensaron que se podía construir una sociedad mejor usando la tecnología digital. Los mejores científicos, con conocimientos y conexiones internacionales colaboraron con el gobierno y las empresas que se estaban creando. Los diferentes partidos políticos que han gobernado el país desde entonces han sido promotores de la e-sociedad y la R+D+I con más o menos inversión pública, que ha fluctuado en función del presupuesto disponible, pero no han cuestionado nunca su importante impacto social y económico.

- El sistema político en una población educada y no muy grande, ha generado un punto de un equilibrio entre la promoción de los negocios y la protección del estado del bienestar. Se tarda menos de 24h en crear una empresa y las empresas que reinvierten los beneficios en el negocio no están obligadas a pagar impuestos, al mismo tiempo que la cobertura de sanidad, educación, pensiones, etc. es muy alta.

- La ciudadanía apoya los cambios y confía en las instituciones ya que ha habido un cambio radical desde la época soviética en la que Rusia no les proporcionaba ningún servicio, manipulaba las elecciones y sometía a la población a espionaje.

- La misión de la universidad es aplicar el conocimiento y ayudar al desarrollo del país, así se lo encomienda el Estado. Para conseguirlo la R+D+I se  estructura en torno a centros de excelencia, con grupos de prestigio, y centros de competencia en los que participan empresas y el sector público a partes iguales.

 

¿Qué podemos aprender?

- Estonia es un referente en cómo hacer que la inversión en R+D+I repercuta en la sociedad, en la economía y el bienestar. Los diferentes gobiernos y las instituciones han apostado por el sector TIC, beneficiando a la vez a las empresas y a la sociedad. Se han ganado la confianza de la ciudadanía porque esto ha generado riqueza, prestigio y empleo.

- Estonia es un buen ejemplo, quizás el mejor del mundo, en la aplicación de la e-administración ya que es usable, eficiente, barata y segura, además de abierta al sector privado. Por eso y porque se asocia a la modernización en una sociedad educada hace que sea usada masivamente por los ciudadanos. La mayoría de administraciones del mundo deberían implantar modelos similares aunque, en general, las dificultades son enormes: bajo nivel de alfabetización científica y tecnológica , burocratización excesiva y poca usabilidad de los procedimientos, costes excesivos por tener que integrar sistemas obsoletos, imposibilidad de liderazgo único de los proyectos….En nuestras sociedades, además, no es un proyecto político en sí mismo, ya que antes se debería erradicar la corrupción que deja en segundo plano la modernización y la eficiencia, algo que se supone característico de un buen gobierno pero que no aporta demasiados réditos electorales ante la crisis democrática que vivimos.

- Estonia no es, a pesar de todos sus e-avances, un referente de e-Gobierno y mecanismos de participación avanzados. La transparencia no es su prioridad, sino que lo son la seguridad y la eficiencia. No les hace falta ser transparentes porque los ciudadanos confían en sus instituciones, igual que sus vecinos, daneses, suecos, noruegos y finlandeses, y justo al revés de lo que ocurre en países como el nuestro.

 

1 Comentari

  • Pamela escrigué:

    En la República Dominicana el actual presidente quien a su vez se está re eligiendo quiere en su plan de gobierno implementar este sistema que han desarrollado los Estonios. Veo que es un proyecto bien anvicioso que se puede lograr claramente, pero veo que como usted comenta al final que erradicar la corrupción debe ser un objetivo y lamentablemente en mi país al corrupción en las altas esferas está muy marcada y aún no se procesa completamente a los corruptos más bien tenemos casos de que se les dejan libres puesto que son políticos.
    Gracias por el artículo esta muy bien abarcado.