Escrit el 4 oct, 2015

Comunicación estratégica digital, aprender haciendo

Estamos a punto de iniciar la nueva edición del Postgrado en Comunicación Estratégica Digital de la Universidad Pompeu Fabra con un cambio de método importante. En este curso, los estudiantes dedicarán prácticamente la mitad de las horas docentes a diseñar y crear un proyecto de comunicación digital real. Hasta ahora, el postgrado ya había fomentado el aprendizaje a través de proyectos pero se trataba de simulaciones de trabajos para clientes, que en la mayoría de casos sí que eran reales, o de ideas para nuevos negocios. Nuestro propósito es convertir lo que antes era un complemento práctico en el objetivo principal. Mediante la metodología del “aprender haciendo”  ayudaremos modestamente a que el periodismo y la comunicación digital se pongan al servicio de la transformación social. 

Los proyectos planteados en esta primera edición son las estrategias y acciones de comunicación en canales digitales para a) concienciar de los problemas graves que causa la contaminación atmosférica, tal como denuncia la Plataforma per la Qualitat de l’aire y b) acercar la investigación médica a las demandas de los pacientes y familiares de enfermedades raras.

Un grupo de profesores/as encabezados por Víctor PuigÁlvaro MartínezEva Domínguez.ejercerán de docentes y tutores de los equipos de participantes, cuyo objetivo será presentar formalmente a final de curso, ante potenciales clientes, propuestas 100% ejecutables.

La transformación de la enseñanza superior apremia ya que la generación nacida en el siglo XXI, la única auténticamente digital, está ya a las puertas de la universidad donde a duras penas se atienden las demandas de participación de la generación anterior. Los cambios también son de contexto. Hoy día los estudios universitarios son necesarios pero no suficientes para garantizar un buen futuro profesional:  el mercado laboral se mueve a gran velocidad y aparecen nuevos requisitos como la innovación, el emprendimiento y la sensibilidad social que solo se adquieren si se cambia la metodología predominante.

Muchas organizaciones llevan años ensayando métodos en los que los/as estudiantes adquieren otro rol que el de simples receptores de clases magistrales. Desde las d-School en Estados Unidos que aplican el Design Thinking a la Tiimi Akatemia en Finlandia basada en el Learning by doing intentan adaptarse a las demandas, tanto de los propios alumnos como del mercado. La Universidad Pompeu Fabra ha empezado a aplicar cambios en este sentido sobre todo en los estudios de postgrado. Se trata, a grandes rasgos, de un modelo basado en el plan personal de aprendizaje, mentorizado por profesores, y el trabajo individual por proyectos, además de materias comunes que se consideran el ADN de la universidad: gestión basada en la evidencia, ética y sostenibilidad, entre otras.