Categoria:

Gripe A

Página 1 de 212

Escrit el 25 ago, 2010

Estiu 2010, resum periodístic subjectiu

(Versión en español vía Google Translator)

Escrit el 12 nov, 2009

La monja, la gripe, google y la complejidad

La incidencia de gripe A sigue aumentando y los elementos destacables sobre su comunicación pública también. Hace días que señalé vía twitter la increíble coincidencia temporal entre las epidemias reales y las búsquedas en google, al menos hasta la aparición mediática del virus H1N1.  La conexión es tan estrecha que los epidemiólogos pueden detectar el aumento de infecciones controlando el comportamiento de los internautas (ver artículo en Nature).  Una prueba de que Internet es ya el entorno más importante para una gran mayoría de personas, donde se refleja su vida: la salud, el aprendizaje, las relaciones…

grip-google

Centrándonos en la gripe, esta pandemia ha puesto sobre la mesa todos los elementos del nuevo paradigma de la comunicación pública. En primer lugar, los temas son mucho más complejos de lo que los medios tradicionales intentan hacernos creer. Vicent Partal sostiene en su libro que Internet tiende a eliminar las visiones simplistas de los medios porque a un clic de distancia tenemos múltiples puntos de vista. El otro gran cambio es que dar el punto de vista está al alcance de todos, aunque para conseguir repercusión y audiencia hay que tener gracia y decir algo interesante. La monja médica Teresa Forcades opinando sobre la gripe hace precisamente esto, a la vez que muestra la complejidad de nuestro mundo y de cómo lo contamos. Mi punto de vista sobre su punto de vista:

La teoría de la conspiración es muy atractiva y por eso se extiende tan rápido pero me temo que la realidad tiene muchos menos elementos de thriller y muchos más de mediocridad.  La mala actuación de algunos políticos, laboratorios, profesionales, e incluso funcionarios de la OMS  que se está denunciando no responde a una conspiración para hacernos tragar con las vacunas o los fármacos.  Las causas apuntan más a la desidia y falta de profesionalidad o simplemente al oportunismo y la corrupción.  Que Donald Rumsfeld esté en el negocio del tamiflú demuestra que se ha aprovechado de la política y de su cargo en beneficio propio, no que haya ideado un plan para crear un virus nuevo, una complicación carísima e innecesaria.

Sin darse cuenta -o quizás conscientemente si se confirma que está muy vinculada a los movimientos anti-vacunas como Cobra- Forcades les hace el juego a los esotéricos paracientíficos. Ella que utiliza la ciencia como gran argumento, cosa en la que se basa, hay que decirlo, parte de su éxito pues le da credibilidad. Y cuidado, que no hago la distinción simplista de “buenos-malos” entre los científicos y el resto. La ciencia tiene sus sesgos, sus problemas y sus conflictos de intereses, como todo, pero para curar enfermedades la ciencia y la medicina son imprescindibles. Las vacunas también aunque tengan contrapartidas, y efectos secundarios.

Dicho esto, hay que ser crítico con lo que nos explican los responsables de gestionar la epidemia, exigirles transparencia y hacerles preguntas comprometidas -en esto creo que Forcades ha sido muy útil- pero sin dinamitar el sistema ya que sabemos, desde el primer día, que esta gripe, aunque sea leve, puede afectar a muchas personas simultáneamente y provocar un cierto colapso de los sistemas de salud. La vacuna llega tarde -se ha fabricado a contrarreloj- pero tiene garantías de eficacia y seguridad suficientes -no menos que cualquier otro medicamento que tomamos habitualmente- y lo mejor que podemos hacer es informarnos y ser responsables.  En alerta pero sin alarma (de momento).

Escrit el 22 set, 2009

Actualitzacions sobre la grip

La grip continua sent notícia. Els periodistes ho van justificar per la novetat que representa el virus H1N1 i els científics per la incertesa del seu comportament en els propers mesos quan arribi l’hivern a l’hemisferi Nord. Això va ser durant la trobada del passat dijous 17 de setembre organitzada pel Departament de Salut, l’Associació Catalana de Comunicació Científica (ACCC) i el Col·legi de Periodistes. La consellera de Salut, Marina Geli va mostrar la seva preocupació per la possible alarma social que es pugui generar ja que es tracta d’una malaltia coneguda –encara que el virus sigui nou- i bastant lleu en la majoria dels casos. Tan el Dr Antoni Trilla, cap del Servei de Medicina Preventiva i Epidemiologia de l’Hospital Clínic de Barcelona i professor de la Universitat de Barcelona, com el Dr. Antoni Plasència, director general de Salut Pública van ampliar algunes qüestions:

- Els primers estudis publicats sobre la pandèmia a l’hemisferi Sud –principalment a Austràlia i Argentina- mostren una incidència i una gravetat menor del que s’havia previst, tot i haver passat l’hivern sense vacunes.

- Estem lluny de les xifres de mortalitat de la pandèmia de grip més terrible de la història, la de 1918, quan es va arribar als 600 morts en excés per cada 100.000 habitants. La pandèmia actual (0,2) té menys mortalitat, de moment, que la provocada per la grip estacional alguns anys, com al 1957 quan es va arribar als 50 morts en excés, sempre per cada 100.000 habitants.

-El servei de vigilància epidemiològica del Departament de Salut fa un seguiment dels virus circulants recollint mostres al·leatòries als pacients de la grip. De moment es pot veure que el virus majoritari ja és el H1N1 però encara no ha començat la fase ascendent de presència que es produeix cada any. El Dr. Trilla explica en aquest vídeo com això es pot produir.

-La vacuna, quan arribi, ha de servir per disminuir els casos greus no pas per parar la malaltia. Així se subministrarà preferentment als grups de risc, els quals podrien desenvolupar pneumònia fàcilment i requerir hospitalització (UCI).

A la vista d’aquestes dades, per la seva banda  el Dr. Josep M. Argimón, del Servei Català de la Salut va explicar que la sanitat pública ha preparat una possible situació d’increment d’ús del sistema sanitari, com es fa cada any amb la grip estacional, però que aquest cop s’ha avançat en previsió que la incidència del H1N1 es produeixi abans.

Sobre la informació, el més important és constatar que els canals de comunicació han d’estar oberts –com vaig dir en aquesta entrada- ja que es produiran fets científics nous i decisions de política sanitària basades en aquests fets. Ambdues coses es recullen en el butlletí setmanal que elabora el Departament de Salut per als professionals i es traslladen al web dirigit a la ciutadania de gencat.

Seguirem…